04 JUN 2021

Viernes IX del Tiempo Ordinario

"La multitud que lo rodeaba, que era mucha, lo escuchaba con agrado."

El Evangelio de hoy nos dice que alrededor de Jesús había una multitud que lo escuchaba con agrado. Esto parece, a todas luces, estar en contraposición con aquella multitud que luego pedirá que lo crucifiquen, que suelten a Barrabás ¿Cómo puede ser posible que esa misma multitud que se sentaba a escuchar a Jesús, luego lo va a condenar a muerte? Esta es la dicotomía diaria de todos nosotros, en la que debemos darnos cuenta si en nuestra vida de verdad estamos escuchando a Jesús con agrado o estamos gritando ¡Crucifícalo!