04 AGO 2021

Miércoles de la semana XVIII del Tiempo Ordinario, memoria del Santo Cura de Ars.

Podríamos centrarnos hoy en la frase que le dicen los discípulos al Señor en el Evangelio: «Atiéndela, que viene detrás gritando.»; y es que de alguna forma el sacerdote, como ministro de lo sagrado, se convierte en aquel también le pide al Señor que atienda todas nuestras súplicas, como dice la Carta a los Hebreos, ha sido tomado de entre los hombres y constituido a favor de los hombres en lo que a Dios se refiere (Cf. Heb 5, 1)

Por eso, el día de hoy, que celebramos al Santo Cura de Ars, se convierte en un momento propicio para orar por nuestros sacerdotes, para que Dios les regale siempre un don de servicio hacia su pueblo santo; y por los seminaristas, para que Dios les ayude en su camino de discernimiento vocacional